29 marzo 2011

De recuerdos y homajes: Querido Toto


Mi corazón alberga un recuerdo para cada una de las palabras que dibujan la imagen de Toto en la canción Nosotros egoístas, que Flavio le dedicó el día que se fue. Hoy pareciera que los momentos compartidos compitieran entre sí para no caer en el olvido. Alborotados, rescato el primero que asoma:

El sol sabatino de Palermo cae de lleno sobre nuestras cabezas. Nuestros hijos conversan anidamos sobre los nuevos estrenos de cine y, mientras esperamos la comida, miro sus manos jugar sobre la mesa, liberando una nota diferente en cada golpeteo. Evocar esos sonidos me conmueve. Entonces mi pecho se ensancha con orgullo para dar rienda libre a esa música que lo hace bailar. Mi memoria permanece intacta: el As del ritmo siempre estará.

No hay comentarios: